Si bien conocemos los mecanismos farmacocinéticos, eléctricos, mecánicos… por los que la terapia neural tiene buenos resultados me pregunto qué es eso más que ocurre cuando pinchamos, me pregunto por qué a parte de la desaparición del dolor los pacientes experimentan otros cambios como su actitud ante la vida, la forma de afrontar los problemas, ¿se sienten más felices? ¿Es magia? ¿Es que no sabemos lo que sucede? Creo que hablamos de magia cuando ocurre algo extraordinario que nuestra razón no alcanza a comprender.

¿Puede ser que la intención de cambiar del paciente y la del propio observador quizás tenga algo que ver?

Y ¿en qué influye la calidad, si se puede hablar en estos términos, del terreno? ¿Cuáles serían las condiciones ideales para pinchar? ¿Serían más rápidos los resultados o mejores si se prepara el campo?

Si pudiésemos hablar de fases en todo el proceso neuralterapéutico pienso que la terapia empieza mucho antes del primer encuentro. Empieza con la decisión del paciente de venir a la consulta y de buscar en lo mal llamado “alternativo” una solución, normalmente a sus dolores, porque han oído hablar de ello, porque lo han leído… por lo que sea está claro que hay una predisposición, una intención por parte del paciente. Tras este primer paso inicial, una segunda fase interesante de este proceso es la de preparación del campo, a continuación la elaboración de la  historia de vida, y finalmente pinchar… ¿o no finalmente? Quizás después simplemente debamos “dejar que suceda”.

Entiendo como parte fundamental de la terapia la historia de vida y en su hacer muchas veces sucede… una  serendipia!!!!

Una serendipia es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. También puede referirse a la habilidad de un sujeto para reconocer que ha hecho un descubrimiento importante aunque no tenga relación con lo que busca. En términos más generales se puede denominar así también a la casualidad, coincidencia o accidente.

Y es por casualidad, coincidencia o accidente, que preguntando y escuchando, a veces se llega a puntos en los que en un principio no habríamos pinchado, y es que el paciente, al contar su historia, marca un camino en su cuerpo; realmente es como un juego, solo hay que seguir las pistas.

He comprobado que la sola historia es, en ocasiones sanadora. A veces, cuando les pregunto simplemente… ¿dónde sientes eso? el miedo, la pena, la angustia…el simple hecho de señalarlo produce en ellos un alivio. Si después pincho en ese lugar parece que algo pasa. ¿Es placebo? ¿Es la intención? ¿Da lo mismo que les pinche mientras pienso en que tengo que hacer mañana o cambia algo si mi actitud es de plena atención y pido?

Pero ¿qué es la intención? ¿Se puede medir? ¿Hay distintos tipos?

La definición habitual de la Intención es la determinación de la voluntad hacia un fin. Idea de lo que se pretende conseguir con cierta acción. Es un acto mental.

Según Deepak Chopra la intención no surge del sistema nervioso pero se organiza en él, la intención es la base del aprendizaje, el razonamiento, la actividad motora… Es una forma de satisfacer una necesidad y el fin último es conseguir la felicidad.

¿De qué manera me comunico con mi paciente, de qué forma le llega a ese ser la información, cuál debe ser mi actitud, mi intención en la consulta?

Puedo hablar con él y transmitir un tipo de información y conocimientos a través de la palabra, influir en su estado de relajación con la música o esencias en la sala…, pero existe una comunicación más sutil e inconsciente, pero real, como demuestran múltiples estudios científicos. Si esto es así, ¿cuál debe ser mi intención al pinchar? Si existe una sincronicidad, por ejemplo, entre su cerebro y el mío, entre mi corazón y su cerebro… si influyo como observador… ¿no debería ser mi actitud la de máxima atención y poner mi intención en su sanación, siempre sin interferir? ¿Cómo debemos estar para pinchar?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *