Integrar todo el conocimiento, los tipos de medicina, respetando todo lo maravilloso de la medicina holística y alopática, la medicina oriental, occidental, la tecnología y la sabiduría más ancestral, aprovechar la diversidad. Creo que nos falta en las dos orillas una buena dosis de humildad y respeto, en vez de criticarnos quizás podríamos tener la curiosidad suficiente para intentar conocernos, ampliar la mirada y así darle un mejor cuidado y atención a nuestros pacientes.

Considero que uno de los primeros pasos es dar información, que la población entienda que hay muchas maneras, muchas posibilidades, para que tenga mas libertad para elegir y tenga mas que decir sobre sus procesos, para que el paciente tenga responsabilidad y capacidad de decisión sobre su salud.

¿No se dice que la información es poder? ese poder quizás a algunos le da miedo que esté en manos de todos, para mi, esa es la diferencia entre ser libre o no. Cuando tu informas, das opciones, posibilidades, se deja a un lado la medicina paternalista y cada uno se convierte en el protagonista de su vida.

Categorías: Terapias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *